Un blog donde la Magia y la Vida se unen para entrelazarse.
De raíces Wiccas, hablaremos de rituales, hechizos, protecciones, amuletos, adivinación...
Para crecer como personas y ser felices. Para hacer de nuestro día a día un camino espiritual, rico y lleno de Luz.

Bio:

Mi foto
Barcelona, Catalunya, Spain
Tarotista profesional, he aprendido, por herencia, el Tarot Evolutivo que te ayuda a crecer en la vida. Considero el Tarot como un guía, amigo y consejero. Asimismo, creo en la Magia y en sus rituales siempre en fin de bien. Soy una bruja Wicca ecléctica que trabaja con velas, inciensos, piedras, etc. y con los elementos de la Naturaleza. Deseo que la Diosa derrame bendiciones como pétalos en tu corazón...

lunes, febrero 02, 2009

Hechizo de Amor por Imbolc

Dagda






El día de San Valentín, que simboliza los nuevos romances y las nuevas relaciones, es uno de los festivales lunares relacionados con Imbolc. Puedes escoger mantener las fechas de la tradición celta de Brigid, el festival de la leche de oveja, desde el 31 de Enero hasta el 2 de Febrero o quizás prefieras practicar la magia del amor en vísperas de San Valentín, cuando los pájaros escogen pareja.

San Valentín es uno de los festivales lunares de Imbolc

San Valentín fue un monje que desafío un edicto del emperador Caudio, por el cual a los soldados no se les permitía casarse. San Valentín ofició diversos matrimonios y fue ejecutado el 269 d.C. Así se convirtió en el santo patrón de los enamorados.

La asociación del amor y la fertilidad con esta fecha es una ramificación del antiguo festival romano de las Lupercales, que se celebraba un día después, en el lugar en el que Rómulo y Remo fueron alimentados por una loba. El dios Pan añadió otro significado ya que protegía de los lobos a los rebaños. La Lupercalia era el festival del "calor" natural. La apetencia sexual que impregna toda la Naturaleza, especialmente a los lobos. "Lupa" significa loba y era un animal sagrado que simbolizaba la capacidad de engendrar y criar de la Madre Naturaleza.
El día de San Valentín original, la gente celebraba su sexualidad.

El día de San Valentín original, la gente celebraba su sexualidad

Las doncellas escribían su nombre en trozos de papel, los ponían en una caja, los mezclaban y los ofrecían a los chicos para que eligieran uno con el nombre de la que sería su compañera. Las parejas pasaban el día juntas y a veces las consecuencias eran embarazos, matrimonios, romances o tan sólo un día para recordar.

Un costumbre curiosa era que los sacerdotes corrían desnudos por las calles golpeando a la gente con correas de piel de cabra, sobre todo a las mujeres casadas. Era una fiesta de purificación y de liberación pero alegre y obscena. La Iglesia cristiana prohibió esta fiesta en el año 492 d.C por entender que era pecaminosa.

Era una fiesta de purificación y de liberación pero alegre y obscena

Volviendo al ritual, desde Febrero hasta mitad de Marzo es el mejor momento para llevar a cabo los hechizos de amor usando un círculo de velas y un recipiente de leche fresca junto con las hierbas de Brigantia que son la angélica, la albahaca, la celidonia y la mirra. Evidentemente, los hechizos de amor pueden realizarse en cualquier momento del año pero esta época es especialmente propicia.

Para fomentar una nueva relación, de amor o amistad, puedes llevar a cabo el siguiente hechizo, cuando la luna haga su primera aparición en el cielo (por ejemplo esta noche). Si es posible busca un lugar resguardado cerca del agua, el mar o un río. Si no pudiera ser el estanque o la piscina de tu casa, un antiguo lavadero o el fregadero de tu casa son perfectos.

...busca un lugar resguardado cerca del agua...

Precisas algo de cobre, que es el metal de Venus, la Diosa del Amor. El cobre atrae amor y amistad. La mimosa, la hierba sagrada de Venus, se incluía en los anillos de cobre, así que si puedes añadir mimosa, tanto mejor.
Otras hierba sagradas adecuadas son el mirto, el jazmín y la flor de la luna. La rosa es la flor y el incienso de Venus. Si no tienes, usa cualquier tipo de flor que sea especial para ti. Es importante que sea una planta mágica que te agrade.

La rosa es la flor y el incienso de Venus...

Es evidente que no podemos hacer que la gente nos ame ni deberíamos intentarlo. Lo que sí podemos hacer es potenciar nuestras energías amorosas y enviarlas al Universo en dirección al objetivo de nuestro afecto. Si, en cambio, haces una llamada general de amor no existen garantías de con quién terminarás saliendo.

Cuando tengas tus ingredientes bien colocados, a mano y tu ánimo relajado, visualiza que un rayo verde salga de tu corazón y dirígelo allí donde sepas que reside tu amor. Al usarlo para transmitir tus energías amorosas, susurra suavemente el nombre de la persona por la sientes afecto tres veces e imagina a tu amado o amada abriendo sus brazos para recibir ese amor que le envías. Seguidamente,
visualiza cómo te lo devuelve aumentado.

...visualiza que un rayo verde salga de tu corazón...

Céntrate y haz este ritual todo el tiempo que precises con el corazón puro. Al acabar recoge las hierbas, el incienso, las flores y guarda la pieza de cobre en un lugar especial, a resguardo de las miradas de otros. Preferiblemente, en el cajón de tu ropa interior.

En la siguiente luna nueva,
dale la vuelta a tu trozo de cobre y pide con tus propias palabras que cuando la luna vuelva a crecer también lo haga el amor simbolizado en el cobre.

Siembra semillas de crecimiento rápido...

Coge un recipiente pequeño de tierra y entierra el objeto de cobre. Siembra semillas de crecimiento rápido
con la forma de la primera inicial del nombre de tu amado.
Si vuestro amor está destinado a crecer, cuando las semillas hayan crecido vuestra relación se desarrollará y florecerá.
Qué tengáis un Feliz Imbolc y la Diosa Brigid nos proteja...
Qué tengáis un Feliz Imbolc y la Diosa Brigid nos proteja !!!

Petitabruixa

***Bibliografía:

-"Una bruja en cada mujer" de Cassandra Eason. Ediciones Robinbook.

-"Cada día es una fiesta" de Zsuzsanna E. Budapest. Ediciones Obelisco.

-"El Libro de las Brujas" de Lucy Summers. Editorial Edaf.