Un blog donde la Magia y la Vida se unen para entrelazarse.
De raíces Wiccas, hablaremos de rituales, hechizos, protecciones, amuletos, adivinación...
Para crecer como personas y ser felices. Para hacer de nuestro día a día un camino espiritual, rico y lleno de Luz.

Bio:

Mi foto
Barcelona, Catalunya, Spain
Tarotista profesional, he aprendido, por herencia, el Tarot Evolutivo que te ayuda a crecer en la vida. Considero el Tarot como un guía, amigo y consejero. Asimismo, creo en la Magia y en sus rituales siempre en fin de bien. Soy una bruja Wicca ecléctica que trabaja con velas, inciensos, piedras, etc. y con los elementos de la Naturaleza. Deseo que la Diosa derrame bendiciones como pétalos en tu corazón...

martes, agosto 29, 2006

Ceremonial Mágico para Inaugurar un Negocio

Desde los tiempos antiguos, los negocios siempre estuvieron envueltos de un halo de magia y, en muchas ocasiones, le acompañaba un ritual. Y ello ha llegado hasta nuestros días.

Al principio eran simples intercambios entre tribus, entre clanes, entre viajeros y l@s nativ@s del lugar. Se desarrollaba con un cierto orden, una pequeña ceremonia en que un@s y otr@s intercambiaban mercancías y utensilios. El pacto se cerraba con
un gesto, una bebida especial, una comida o un abrazo.

Y podemos observar que en la actualidad, muchos negocios se cierran con un apretón de manos, una cena o un brindis. Posteriormente se perfilan los detalles.
En el mundo árabe, por ejemplo, es famosa la ceremonia del té que acompaña la compra de mercancías, esas largas charlas en las que se regatean los precios en un juego psicológico que parece una partida de ajedrez y que, por si sólo, constituye todo un ritual.
También los aromas, los inciensos están presentes en los comercios. De hecho, siempre se ha dicho que el incienso "llama a los clientes", colocado en la puerta de un negocio dejando que su esencia los atraiga.

Brujos y chamanes siempre han sido consultados cuando alguien deseaba hacer un intercambio, vender su cosecha, comprar ganado, etc. Se les pedía buena suerte en esa futura transacción. En caso de adquirir una nueva vivienda, el chamán expulsaba los espíritus malignos y atraía la paz, la prosperidad y la alegría a la casa.
Estas técnicas se siguieron usando en el cristianismo con la bendición del local para que el futuro fuese prometedor.

Igualmente, en Grecia y en Roma, las pitonisas eran visitadas para saber si la fecha en que se abría un negocio era favorable, si los augurios eran positivos.
La Luna, en especial, y su tránsito por los diferentes signos ha sido estudiada con afán para saber si el instante era favorable para emprender una actividad comercial.

En China, con la ayuda del feng-shui, tienen una larga tradición de elegir muy cuidadosamente el lugar donde se hallará el local y estudian dónde es favorable cerrar unas negociaciones. Las entradas de los edificos deben estar en armonía con las líneas que hacen discurrir la energía o chi.
Asimismo, la fecha para llevar a cabo transacciones es muy importante para ellos ya que se basan en el Horóscopo Chino y en las prácticas esotéricas orientales.

Hoy en día, esta práctica se sigue utilizando. Muchas personas consultan a brujas, tarotistas y magos de su confianza para ritualizar sus comercios y atraer la prosperidad a sus puertas.

La inauguración de un negocio precisa de una ceremonia adecuada, privada, que efectuará el propietario del comercio en total soledad antes de abrir al público. Posteriormente se invitará a amig@s, convidando a canapés y a una bebida, generalmente un buen cava.

Para la apertura de un local sugerimos el siguiente ritual:

-Ritual Mágico de Inauguración.

Reuniremos los siguientes materiales:

-Cerillas de madera.
-Un kilo de sal marina (mejor gruesa).
-Cuatro velas de color negro.
-Cuatro velas de color amarillo.
-Una pirámide hueca.
-Una cartulina blanca.
-Un recipiente de barro con carbones e incienso litúrgico (tipo Cátaro).

Para empezar el ritual debemos orientarnos en una zona del local, la que escojamos, hacia los cuatro puntos cardinales. En cada punto cardinal pondremos una vela de color negro, la cual será protegida por un pequeño círculo de sal. Seguidamente encenderemos las velas con las cerillas de madera e invocaremos la protección (también puede ser mediante oración) de la Diosa, si somos católicos, de un santo o simplemente pediremos ayuda.
Al mismo tiempo, el recipiente que contiene los carboncillos con el incienso cátaro, también lo rodearemos de sal (para que su acción sea protegida) y los prenderemos de manera que el incienso purifique la ceremonia. Este recipiente lo colocaremos cerca pero no debe estar entre las velas (el cuadrado que forman).

Dibujaremos un tercer círculo de sal y en su interior dejaremos la cartulina en la que habremos escrito la fecha de inauguración de la empresa, el nombre de la empresa y la palabra "Inauguración" (puede ser substituída por "Apertura"). La pirámide hueca la situaremos encima sobre la cartulina, oriéntandola de manera que cada una de las caras coincida con un punto cardinal. Así, potenciará lo escrito en ella. Junto a cada una de las caras, ubicaremos una vela de color amarillo que endenderemos con las cerillas de madera. Estas velas suministrarán energía y fuerza a la pirámide.

Para terminar, nos relajaremos y observaremos el ritual pensando en la inauguración del local y en nuestros deseos de éxito, de prosperidad y de suerte.

Una vez que las velas se hayan consumido, el ceremonial habrá concluído.

Recogeremos los materiales, los guardaremos en una bolsa que guardaremos celosamente, en un lugar secreto ,y de la que no tendríamos que desprendernos. La excepción a ello sería en caso de cierre o traspaso.

Este ritual no substituye ni el trabajo ni el esfuerzo que conlleva un negocio. Sin embargo, si eres optimisma, fuerte y tienes las ideas claras este ritual propiciará que la suerte te acompañe.


Bien hallados !!!

Image hosted by Photobucket.com

***Bibliografía: "Rituales secretos para la inauguración de tiendas y negocios" de Mitxel Mohn.

jueves, agosto 24, 2006

La Tabla de Esmeralda

"La Tabla Esmeralda" es un texto que se atribuye a Hermes Trismegisto (triple en Sabiduría) o Mercurio Trismegisto, el gran sacerdote que llevó la ciencia iniciática en el Antiguo Egipto.

Hermes Trismegisto era el nombre que los griegos daban al dios egipcio (Hermes Toth). En el culto egipcio de Osiris, Toth era el gran consejero; que presidía las ciencias y se le atribuían la totalidad de un conjunto de obras que contenían prácticamente todo el saber de Egipto. Fue considerado un Dios lunar (con esta forma aparece representado algunas veces, portando una media luna encima de su cabeza de Ibis, pues simboliza el lado brillante de la luna que contiene la esencia de la Sabiduría creadora) e iniciador de los Misterios. Era el guardián de las puertas del inframundo y pesaba el corazón de los muertos para determinar su destino.

Más tarde los romanos lo vincularían a su dios "Mercurio", uno de los aspectos más conocidos es que los tres tenían la capacidad de moverse en el mundo de los dioses y de los humanos, servían de mediadores, hacían de puente entre dos realidades,
" lo de arriba y lo de abajo".

De todas maneras, las informaciones acerca de la existencia de Hermes Trismegisto son sumamente confusas, cuando no contradictorias. Su identidad, se pierde en la noche de los tiempos remontándose al Egipto pre-faraónico, mucho antes de Moisés. Incluso se ha sostenido que Hermes Trismegisto fue un avatar, es decir, uno de los grandes maestros espirituales que, descendiendo de esferas superiores, se encarnan en la Humanidad para guiarla.

Según el pensamiento tradicional, Trismegisto fue dicho tal, es decir tres veces grande porque fue grande filósofo, grande sacerdote y grande rey en la época en que se supone que vivió, es decir, en el siglo XX a.C. Era un iniciado en los conocimientos secretos de la India, Egipto, Persia y Etiopía. Su nombre mismo significa "intérprete".

Sus enseñanzas pasaron de Egipto a Grecia y los griegos se encargaron de conservarlas y transmitirlas. Los neoplatónicos y los gnósticos difundieron este saber en el mundo romano y en el cristianismo primitivo, sirviendo de base para su propagación entre los árabes.

El "Corpus Hermeticum" se nutre, entre otras fuentes, de diversos textos tradicionales como lo son "El Kybalión"(y sus 7 principios), "La Hermética" (textos antiguos atribuidos a Hermes Trismegisto) o "El libro Egipcio de los Muertos".

Los siete principios herméticos.

"Los principios de la verdad son siete; el que comprenda esto perfectamente, posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par".
(El Kybalion)

Los siete principios sobre los cuales se basa toda la Filosofía Hermética son los siguientes:


1.El principio de Mentalismo.

"El todo es mente, el universo es mental."

2.El principio de Correspondencia.

"Como arriba es abajo, como abajo es arriba."

3.El principio de Vibración.

"Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra."

4.El principio de
Polaridad.

"Todo es doble; todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semi-verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse."

5.El principio del Ritmo.

"Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende; todo se mueve, como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación."

6.El principio de
Causa y Efecto.

"Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley."

7.El principio de Generación.

"La generación existe por doquier; todo tiene sus principios masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos."

La tabla de Esmeralda.

Es el resumen más conciso pero más difícil del arte hermético.
Existen numerosas versiones de este texto, con variaciones a veces importantes. A continuación se ofrece la traducción de la primera edición impresa aparecida en Nuremberg en 1541:

"Es verdad, sin falsedad, cierto y muy verdadero:
lo que está abajo es como lo que está arriba,
y lo que está arriba es como lo que está abajo,
para realizar el milagro de la Cosa Única.

Y así como todas las cosas provinieron del Uno,
por mediación del Uno,
así todas las cosas nacieron de esta Cosa Única,
por adaptación.

Su padre es el Sol, su madre la Luna,
el Viento lo llevó en su Vientre,
la Tierra fue su nodriza.

El Padre de toda la Perfección
de todo el Mundo está aquí.
Su fuerza permanecerá íntegra
aunque fuera vertida en la tierra.

Separarás la Tierra del Fuego,
lo sutil de lo grosero,
suavemente,
con mucho ingenio.

Asciende de la Tierra al Cielo,
y de nuevo desciende de la Tierra,
y recibe la fuerza de las cosas superiores
y de las inferiores.

Así lograrás la gloria del Mundo entero.
Entonces toda oscuridad huirá de ti.

Aquí esta la fuerza fuerte de toda fortaleza,
porque vencerá a todo lo sutil
y en todo lo sólido penetrará.

Así fue creado el Mundo.
Habrán aquí admirables adaptaciones,
cuyo modo es el que se ha dicho.

Por esto fui llamado Hermes Tres Veces Grande,
poseedor de las tres partes
de la filosofía de todo el Mundo.

Se completa así lo que tenía
que decir de la obra del Sol."

A Hermes también son atribuidos otros textos heterogéneos denominados "escritos herméticos" extremadamente estimados en el Renacimiento en cuanto fueron traducidos por Marsilio Ficino. El hermetismo, que continúa siendo un punto de referencia para las corrientes ocultistas contemporáneas, se desarrolló a partir de la Edad Media como una doctrina esotérica estrechamente ligada a la Alquimia.

Según antiguas crónicas, en la famosa Biblioteca de Alejandría, durante el reinado de la última dinastía de los Tolomeos, se guardaban de Hermes, el más sabio maestro de la antigüedad, 42 libros esotéricos que resumían toda la sabiduría de las edades.Después de la inmensa catástrofe que significó el gran incendio de la Biblioteca, a raíz del desembarco de la armada romana de Julio César en el puerto de Alejandría, no se pudo recuperar sino algunos fragmentos de sus textos.

Condensó la síntesis y la sustancia de la sabiduría del antiguo Egipto, habiendo resumido esa sabiduría en proposiciones que fueron grabadas en una "Tabla Esmeralda": "la Tabla Smaragdina", como fue denominada en latín. Esta Tabla, que llegó a nosotros en una traducción árabe del siglo X, cuyo autor es desconocido, fue grabada en una esmeralda por el propio Hermes, y la leyenda dice que esa piedra fue encontrada sobre su tumba. Parece ser que el descubridor encontró un escrito en la estatua de Hermes:

"He aquí que soy Hermes, aquel que es triple en Sabiduría. He puesto en evidencia y a los ojos de todos estos signos maravillosos, pero seguidamente los he vuelto a velar a fin de que nadie llegue a ellos, si no es lo suficientemente sabio".


Según la misma fuente, la estatua de Hermes con la Tabla fue encontrada en el valle de Hebrón, lo cual nos parece sumamente interesante, ya que, de acuerdo con la tradición judía, en este valle se encontraba la cueva de Makpela que albergaba el cuerpo de Adán, en espera de que Abraham le enderezase.

La ciencia del Hermetismo fue cultivada durante la Edad Media bajo distintas denominaciones: ocultismo, esoterismo, magia, alquimia, astrología, cábala e influenció en casi todas las corrientes de pensamiento filosófico de la época. Sin embargo, bajo el nombre de Hermetismo se designó particularmente a la parte teórica y filosófica de la alquimia medieval, que señala que existen íntimas y misteriosas relaciones entre todas las partes del universo visible e invisible.


Los libros de Hermes gozaron de gran autoridad durante los primeros siglos de la Iglesia. Los Doctores Cristianos invocaban a menudo su testimonio junto con el de las Sibilas, que habían anunciado la venida de Cristo a los paganos, mientras que los Profetas la predecían a los hebreos.

"Os digo una cosa bien cierta. Lo que está abajo equivale a lo que está arriba, y lo que está arriba equivale a lo que está abajo, en lo que concierne a la realización de los milagros de una obra única."

Conclusión : la divinidad no solamente está arriba, también está abajo. Todos somos la divinidad.

Esta es la afirmación esencial del conocimiento hermético. En el Hermetismo, que habría de retornar en el Renacimiento, el centro del mundo volvía a ser el hombre.

Todo proviene de Dios. El Sol es la fuente de luz y de energía. Gracias a la energía del Sol es posible la vida. En la noche existe otro astro, la Luna, que emite luz y despeja las tinieblas.
El Sol y la Luna son en el Hermetismo los orígenes de la Gran Obra a la que Trismegisto se está refiriendo. Una Gran Obra que luego ha sido alimentada por la tierra, es decir, se ha encarnado. Y cuando toma su poder infinito es precisamente cuando se materializa en la tierra, es decir, cuando se incorpora a la tierra.
¿Cuál es esa Gran Obra de Dios?
Quizás Hermes se refiere al alma del Hombre. A través de ese proceso de encarnación y posterior liberación de la materia, repetido una y otra vez, al alma conquistará la gloria y alejará de sí todas las tinieblas. También se refiere a nuestra naturaleza dual como seres humanos, ya que no sólo estamos compuestos de materia de la tierra sino también de la energía (espíritu) del sol.

El alquimista podría dejar a un lado lo denso, el cuerpo, la materia..., y acceder a lo sutil, a la pura espiritualidad. Es decir la vida eterna que buscaban los alquimistas. La llamada "piedra filosofal" que se obtiene sólo si trabaja árduamente y con mucha inteligencia. El alma del hombre penetra tanto en lo sutil como en lo denso, así como lo hace Dios.
La teurgia y la alquimia son los pilares derecho e izquierdo de la entrada al santuario de los misterios más elevados, y la astrología es el vértice que los une.

Como dice la Tabla de Esmeralda, debemos comenzar así nuestro viaje discerniendo entre lo falso y lo real. En el simbolismo de la Tabla se discierne un pasaje directo para la perfección.

Este texto ha sido considerado el fundamento teórico de los magos y los alquimistas.
Creo que es una obra que debe conocer cualquier ocultista y/o místico. Y, espero que os despierte la curiosidad como a mí me ha sucedido.

Meditación relacionada con la Tabla de Esmeralda:

1. Sentad@ en posición de meditación.

2. Durante la exhalación, imaginar y sentir una energía ascendente desde la base del tronco, en el perineo (tierra), hasta la coronilla (cielo): “Tu separarás lo sutil de lo espeso, con industria y sagacidad: Sube de la tierra al cielo…”

3. Durante la inhalación, imaginar y sentir una energía descendente desde la coronilla hasta la base del tronco, en el perineo: “…y de rechazo desciende a la tierra; toma así de las cosas superiores e inferiores; tu tendrás por este medio la gloria de todo el mundo y por tanto toda oscuridad huirá de ti”.

4. Repetir los pasos 2 y 3 siete veces (siete respiraciones completas) y luego descansar.

5. Repetir el paso 4 siete veces (49 respiraciones en total) y luego sumergirse en un estado de perfecta calma, paz y serenidad mental.

Esta meditación esta pensada para mezclar y fusionar, progresivamente, las energías de “abajo” (tierra) con las energías de “arriba” (cielo), para trascender la dualidad formada por ambas y reintegrarse en la unidad suprema.

Muchas gracias por leerme y que la Diosa os bendiga con todo su esplendor !!!

Image hosted by Photobucket.com

lunes, agosto 21, 2006

Ritual para Preservar un Amor

Este ritual debe realizarse la primera noche de luna llena. Si partimos de este momento presente, la próxima luna llena es el jueves 7 de Septiembre (Luna de Cosecha).

Los materiales que vas a utilizar son lo siguientes:

- 1 Vela Blanca
- 1 Vela Roja
- 1 Vela Azul
- 1 Varilla de incienso de aroma de opio

El tamaño de las velas queda a tu merced si bien, tres velas de pequeño tamaño serían muy adecuadas ya que, así mientras queman, puedes visualizar y potenciar tu petición (obviamente, el tiempo de duración es menor y puedes contemplar cómo baila la llama) hasta que acaben de arder. Sin embargo, puedes usar las que desees y cuenta mi sugerencia tan sólo como tal.

Cuando la luna esté bien visible, en tu altar o en el lugar que hayas elegido para llevar a cabo el hechizo, enciendes las tres velas dispuestas en forma de triángulo y luego el incienso.

Seguidamente, recitarás la siguiente oración:

Los Destinos amables han bendecido mi casa.
Los Destinos amables han bendecido mi casa.
Los Destinos amables tienen junto a mí a mi amado/a,
yo doy las gracias con el corazón humilde.
Yo agradezco a la Diosa del Amor mi vida,
yo agradezco a la Diosa del Amor mi amor,
yo agradezco a la Diosa del Amor
sus continuas bendiciones
y humildemente pido que siga
favoreciendo mi felicidad.
¡Qué así sea!

Dejaremos que las velas ardan y el incienso queme y, después, lentamente recogeremos los utensilios dando gracias. El agradecimiento puede ser mediante una oración, una canción, un poema, etc.
Y nuestro sencillo ritual ha terminado.

Si os parece, vamos a repasar los principios básicos para llevar a cabo un ritual. Aunque seamos expertos no está de más recordar los pasos más básicos y, por otra parte, es una pequeña guía para los que empiezan.

Ante todo, debemos tener muy claro el motivo por el cual vamos a realizar la magia (y en este caso concreto, la magia con velas). Nuestra mente debe estar focalizada y nuestro deseo debe ser firme. Trabajamos a nivel consciente para obtener unos resultados a través de nuestro subconsciente. Debemos sumergirnos en un ambiente tranquilo y visualizar el éxito de nuestro trabajo mágico.

El ritual debe ser un acto positivo, con la finalidad de hacer el bien. Los seres humanos somos egoístas porque forma parte de nuestra naturaleza y, por ello, podemos recitar una oración para pedir permiso para hacer nuestro trabajo y aceptar que si la magia no llega a fructificar es porque, a pesar de nuestro empeño, no debía ser así. Asímismo, en esta oración pediremos protección para todos los implicados en dicho acto mágico.

Llevaremos a cabo una planificación muy estudiada de la finalidad, la intención y los instrumentos que necesitamos para hacer el ritual. Cuanto mayor sea la preparación y más nos concentremos en cuidar todos los detalles, más fuerza tendrá el hechizo.

Si nos sintiéramos cansados, estresados o de mal humor no deberíamos llevarlo a cabo. Posponerlo es la mejor opción y, en caso de que fuera un ritual urgente que no pudieramos dejar para otra ocasión, limpiaríamos nuestra mente de todo pensamiento o idea negativa, nos relajaríamos y nos ayudaríamos a conseguir un bienestar mental con el aroma de un incienso, fijar nuestra vista en un vaso lleno de agua, escuchar una música que nos guste, encender una luz muy suave, etc.

En el momento en que realicemos el ritual, nos sentiremos distendidos, entregados y felices. Posteriormente, daremos las gracias y recogeremos los utensilios. Y recordad que "poder compartido es poder perdido".
Mientras un ritual esté en marcha no hablaremos de él para centrar nuestra energía en su buen fin. Una vez haya pasado un tiempo prudencial y creamos que nuestro ritual ha llegado a buen puerto, podremos compartirlo si conocemos a alguna persona, amig@ o cliente que lo precise.

Buena suerte con vuestro ritual y que la Diosa os bendiga !!!

Image hosted by Photobucket.com

***Bibliografía:
-"El poder mágico de las velas" de Allen Fox.

martes, agosto 01, 2006

Oración a la Madre Tierra


Image hosted by Photobucket.com

Madre Tierra, Madre Estrella,
a la que llaman con mil nombres,
que todos recordemos que somos células en
tu cuerpo y dancemos juntos.
Eres el grano y la hogaza que nos
sustentan cada día.
Y eres paciente con nuestros esfuerzos por
aprender.
También seremos pacientes con nosotros mismos
y unos con otros.
Somos luz radiante y tinieblas sagradas, el equilibrio....
Tú eres el abrazo que fortalece
y la libertad más allá de todo temor.
En tu seno nacemos, crecemos, vivimos y morimos...
Nos llevas alrededor del círculo para renacer,
danzas dentro de nosotros.
Para siempre.
Starhawk
Feliz Lammas !!!

Image hosted by Photobucket.com