Un blog donde la Magia y la Vida se unen para entrelazarse.
De raíces Wiccas, hablaremos de rituales, hechizos, protecciones, amuletos, adivinación...
Para crecer como personas y ser felices. Para hacer de nuestro día a día un camino espiritual, rico y lleno de Luz.

Bio:

Mi foto
Barcelona, Catalunya, Spain
Tarotista profesional, he aprendido, por herencia, el Tarot Evolutivo que te ayuda a crecer en la vida. Considero el Tarot como un guía, amigo y consejero. Asimismo, creo en la Magia y en sus rituales siempre en fin de bien. Soy una bruja Wicca ecléctica que trabaja con velas, inciensos, piedras, etc. y con los elementos de la Naturaleza. Deseo que la Diosa derrame bendiciones como pétalos en tu corazón...

martes, mayo 30, 2006

Bendición Wicca para un recién nacido

A Wiccan Blessing for a Newborn

Image hosted by Photobucket.com
"Blessed be your breath.
May your breathing be deep and relaxed.
May you breathe in power with every breath you take.
Blessed Be each breath you take.

Blessed be the fire inside you.
May your will be unbroken.
And may it be as strong as fire, and as supple.
May your will be as strong as water, and as supple.
May your passions burn truly and free.
Blessed be your fire, may it burn strong.

Blessed be the waters of your life.
May your blood be strong.
May the flow from your loin be joyful and fertile.
Blessed be all your life-waters.
Blessed be the earth of your body.
May your muscles be strong and fearless.
May your heart beat with love, soul, vigour and courage.
Blessed be your body which is the body of a God.

Blessed be your spirit.
May you always have health in spirit.
May you be whole.
Blessed be your spirit.

May you always have community.

May you be prosperous in all ways.

May you love and be loved.

May your voice --
both your complaints and your special offerings to the world --
be truly heard.

May you always be surrounded by the warmth of family & community.
May you know the innate goodness of your being.

Blessed Be."

Francesca De Grandis, copyright 1996

viernes, mayo 19, 2006

El Jardín Mágico

El uso de las hierbas se remonta a la Antigüedad. En la Prehistoria, los hombres las utilizaban para aderezar la carne de los animales que cazaban y a su vez, para ritos simbólicos. En bebidas, como amuletos y como ofrenda a los dioses.

Sabemos que cada hierba tiene una vibración especial a nivel energético que la hace diferente a cualquier otra. Los árboles, arbustos, plantas aromáticas y las flores pueden usarse como material para rituales mágicos. Y en la Wicca se pueden utilizar tanto frescas como secas.

A pesar del paso del tiempo, las propiedades curativas de las hierbas medicinales no han cambiado. Las plantas que curaban hace cinco mil años atrás siguen conservando su poder. En aquellos tiempos, brujas y médicos debían conocer cada una de ellas, saber distinguirlas y administrarlas. La gente acudía a ellos para remediar sus males y, en consecuencia, quien conocía en profundidad el mundo de las hierbas, poseía un poder sanador sin igual. En muchas partes del mundo y en diferentes épocas, existieron sanadores que dedicaron toda su vida a estudiarlas, a trabajar con ellas y a respetarlas. Sus vidas transcurrían en los bosques elaborando medicinas. Todo su saber era recogido para que evitar que se perdiera y así ha llegado hasta nuestros días.
Como dice Rangonni, en su manual wicca sobre las hierbas: “ La magia que deriva de la Diosa consiste especialmente en obtener poder y energía de lo que encontramos en la naturaleza, para luego utilizarlos con un fín específico. Desde hace siglos, las hierbas son una fuente privilegiada, ya que son emanaciones directas del cuerpo de la Diosa”.

Quiero hacer hincapié en que no debemos olvidar que si esa sabiduría nos ha llegado a través del tiempo es debido a vidas sacrificadas de mujeres y hombres cuyos nombres no sabremos jamás. Gran parte de ese reconocimiento debería ser para las brujas y herbolarias que fueron las que empezaron el trabajo de aprendizaje y conocimiento de las hierbas y sus cualidades. La aparición de los doctores en medicina (hombres solamente ya que, hasta muy recientemente, la mujer no podía acceder a dichos estudios), apoyados institucionalmente, les restó ese reconocimiento y aquellos se aprovecharon de la situación. La Inquisición y la quema de brujas hicieron el resto.

Muchas de las medicinas que usamos en la actualidad deben su existencia a hierbas, plantas y árboles. La industria farmacéutica, que es uno de los sectores más beneficiosos que existen (especialmente en Estados Unidos), sintetiza los productos naturales porque no pueden patentar las substancias que se encuentran en las hierbas, las cuales nos pertenecen a todos. A menudo, crean meras copias de esas sustancias para sacar provecho económico. Y si esas copias crean efectos secundarios, se abre el camino para inventar medicamentos que los contrarresten.
Por todo ello, debemos ser responsables de nuestra propia salud y encontrar las alternativas naturales que suelen ser más beneficiosas si nos tomamos el tiempo de aprender, investigar y comprender la naturaleza de nuestras dolencias y las sustancias que nos pueden curar.

Evidentemente, es recomendable buscar la ayuda de un profesional de la salud, cuya especialidad sean las hierbas, y ayudarse con lecturas sin despreciar el sentido común. La utilización de hierbas no debe sustituir el consejo de la medicina tradicional en ningún caso. Sugiero que busquemos la apropiada combinación entre la medicina natural y la medicina oficial.

Volviendo a su uso mágico Wicca, toda bruja debería, en la medida de lo posible, poseer un jardín de hierbas para poder llevar a cabo rituales, amuletos, aceites aromáticos, tés, preparados para baños, etc.
Las hierbas, como los seres humanos, están regidas por un planeta y un elemento. Es lo que llamamos correspondencia herbal y es importante para llevar a cabo un hechizo de magia.
Es realmente interesante poder plantar un@ mism@ las semillas y cuidar de las plantas porque nuestras propias energias se mezclan con las de las hierbas. Como si tomaran nuestra aura, por decirlo de alguna manera. Muchos maestros lo recomiendan aunque sea en un balcón o terraza, aunque a veces esto no es fácil de llevar a cabo.
De hecho, las hierbas deben estar situadas dentro de unas “fronteras” como el altar, un círculo mágico, un rincón especial de tu casa para definir un territorio en el que trabajar tu magia. Recuerda usarlas también para darle ese punto de sabor a tus platos. Tienen un sabor estupendo y efectos benéficos para nuestra salud.
Las plantas, aún las llamadas “malas hierbas”, deben ser respetadas. No existen las malas hierbas, de hecho. Por ejemplo, se dice que el diente de león es una mala hierba porque crece fácilmente en cualquier lugar, y sin embargo, tiene interesantes propiedades curativas.

Por tanto, primero, procederemos a seleccionar las plantas que queremos cultivar. Mentalmente, iremos diseñando nuestro jardín que tendrá una forma de laberinto porque el círculo del cual partirá, es un símbolo de fecundidad, reencarnación y eternidad. Podemos ser más imaginativ@s y crear un jardín con una forma que nos guste como la luna, una estrella, etc. O algún símbolo o forma que nos atraiga o con el que nos sintamos en armonía. Aparte del sentido de la estética, de lo que se trata, primordialmente, es de lograr un jardín en el que podamos invocar las fuerzas que necesitamos que habiten en él para que las plantas tengan un poder mágico.
En el caso de que nos decidamos por la forma circular, rodearemos el jardín con una gruesa cuerda y ataremos sus extremos para que el círculo quede sellado. Aparte, con una brújula marcaremos los puntos cardinales, señalando el Norte con un guijarro más grande (en cada punto cardinal pondremos un guijarro o una señal). Hay brujas que trabajan con el Este como referencia. En ese caso, ese sería el punto cardinal más importante.

La noche del día en que hayamos construído nuestro pequeño vergel, colocaremos velas, siempre fuera del círculo pero cerca de él, clavadas en la tierra. Podemos también usar lamparillas o linternas si el tiempo no es propicio. Lo haremos siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Con nuestro athame, desde el centro del círculo, mirando al Norte y alzando los brazos, invocaremos a los cuatro elementos para que bendigan el jardín. Después de haber llamado a los poderes de los cuatro puntos cardinales, volveremos a situarnos mirando hacia el Norte. Entonces, trazaremos con el athame , el pentagrama dentro del círculo. Después, en la parte media del pentagrama, dibujaremos un circulo encarado al Norte, dos segmentos de círculo que representen a la Luna Creciente, uno al Este y otro al Oeste, y entre los dos, un triángulo cuyo vértice superior apunte al Sur.
Posteriormente, nos sentaremos y nos relajaremos. Muy concentrados en este ritual, contaremos hasta nueve latidos de nuestro corazón. En ese instante, nuestro jardín quedará bendecido.

Apagaremos las velas (sin soplar), desde el Norte y en el sentido de las agujas del reloj. Con nuestro athame cortaremos una rama de abedul o fresno. En caso de que no hubiera ninguno cerca, cualquier árbol nos valdría. Antes de cortar la rama, pediremos permiso al árbol y le explicaremos, con mucho respeto, porqué necesitamos de su ayuda. Sabemos que cada vez que se toma alguna cosa de la Naturaleza, debemos dar a cambio alguna cosa. Se entiende como un intercambio equitativo. Se puede dejar pan, una moneda, un cristal, una oración, una poesía, un dibujo…Lo enterraremos bajo su copa, cerca del árbol.
Una escoba también puede servirnos pero sería mejor que usásemos una hecha o preparada para este rito. Desde el Norte, fuera del círculo, barreremos los símbolos. Siempre en sentido de las agujas del reloj y rodeando el círculo. Recogeremos la cuerda y las velas y los pondremos a buen recaudo. Abandonaremos el lugar. A la mañana siguiente, podrás observar que todavía quedan restos de los símbolos que dibujaste o, a veces, algunos diferentes. En una copa pondremos un poco de sidra y desde el mismo centro del jardín, empaparemos la tierra. Esta bebida prepara la tierra para ser plantada.
Durante tres días, el jardín no deberá ser pisado. No dejaremos que los animales se acerquen ni que los humanos lo pisoteen. La tierra bendecida atraerá a los animales por su buena vibración y, en consecuencia, vigilaremos a nuestras mascotas durante ese tiempo. Al cuarto día, plantaremos.

Beltane es la época más propicia para crear el jardín porque es la fiesta del despertar de la Tierra, cuando el Dios es joven y fecunda a la a la Diosa. Fruto de su amor y de su virilidad y feminidad, la Tierra renace.

Así pues, pensaremos en aquellas hierbas que usamos en nuestros rituales, principalmente. Y las regaremos, estaremos pendientes de hongos u otras plagas. Vamos a dedicarles nuestro tiempo y un poco de mimo. Procuraremos regar las plantas con agua de lluvia o en su caso, con agua mineral. Hablaremos a las semillas y a las plantas y visualizaremos cómo será nuestro jardín porque tal y cómo lo imaginemos, lo obtendremos. Nosotros construímos, con nuestras proyecciones y pensamientos, nuestro mundo.

Cuando las hierbas hayan crecido y estén sanas y robustas, con abundante follaje, cosecharemos. Cuando deshojemos, pondremos una parte de las hojas a secar pero no dejaremos la planta desnuda.

Para ahuyentar los insectos, una noche de Luna Llena en Géminis, Virgo, Acuario o Leo , rodearemos las plantitas con cayena. El olor de la ruda también los mantiene a distancia y, en última instancia, siempre podemos hacernos con un insecticida orgánico.
En relación a las babosas, en Luna Nueva, enterraremos un muñeco pequeño con su aspecto en un lado del jardín y desaparecerán.
Una buena idea sería hablar con estos pequeños animales e invitarles a marcharse amablemente o bien hacer el jardín un poco más grande, plantar más cantidad de hierbas y compartirlas con ellos. Haz lo que el instinto te diga. Pero, como norma principal, jamás utilizaremos veneno.

Como brujas podemos proteger nuestro jardín tal y como cuenta una antigua tradición. Colocaremos tres plantas que den flores rojas vigilándolo.

En invierno, cubriremos el jardín con una capa de hojas y paja para evitar que las heladas maten las hierbas. Vigilaremos que el tiempo sea ya crudo porque sino, algún roedor podría encontrar una cálida y fantástica casa en ese manto y nos quedaríamos sin plantas.

Cualquier poda se hará en Luna menguante siguiendo el sentido de las agujas del reloj.
Una vez al mes, mejor en Luna Llena, camina por fuera del jardín y dibuja un círculo alrededor de cada planta con el athame. Asegúrate de que el círculo quede perfectamente cerrado. Lo dibujaremos en el sentido de las agujas del reloj. Esto ayuda a conservar los poderes dentro de las hojas y raíces.

Puede ocurrir que no dispongamos de un espacio para cultivar nuestras flores por mil razones diferentes. En ese caso, podemos cuidar de una sola planta que nos guste o precisemos o bien, cultivar un jardín interior. Usaremos tiestos de cerámica, intentaremos que les toque el sol, con exposiciones breves que iremos alargando y las mojaremos delicadamente una vez por semana, en el atardecer o muy temprano, cuando el sol todavía no ha despuntado.

Cuando procedamos a cortar sus hojas, podemos decir una pequeña oración de agradecimiento y no abusaremos. Cortaremos aquello que necesitemos, solamente. En la base de la hierba dejaremos un poco de vino, leche, comida, cereales, cuarzos. Una ofrenda de agradecimiento por el servicio que nos prestan.

Las herboristerías también pueden ser nuestras aliadas. Muchos comerciantes venden hierbas que proceden de cultivos ecológicos. Es interesante contar con un herborista de confianza, tanto para conseguir semillas como para profundizar en las propiedades de las plantas.

Algunas plantas no requieren especiales cuidados como el romero, la salvia, la menta, la lavanda, la albahaca. Lo ideal sería documentarse debidamente para saber las necesidades específicas de cada planta, sus características, la distancia que debe guardar con otras plantas con las que no se lleva bien, entre otras cosas. Por ejemplo, la albahaca debe cuidarse a solas, mientras que la menta y el perejil combinan bien juntos, etc. Al principio hay que experimentar con plantas conocidas. Además, una buena tarea es la observación. Respetaremos el entorno natural y, por tanto, plantaremos hierbas que se adecuen al clima y la geografía donde vivamos. Sólo así podrán desprender sus vibraciones. Sólo así podrán utilizarse para la magia.

Podríamos decir que las hierbas fundamentales son acebo, artemisa, hierba de San Juan, menta, pino, lavanda, romero, rosa y salvia. Esa sería la “farmacia” o herbario de una bruja.

En definitiva un jardín mágico es un punto donde la energía fluye y las plantas, como seres vivos, crecen y se desarrollan.

En cuanto al secado, es un trabajo fácil. Las hojas serán cortadas con tijeras y las recogeremos en manojos atándolas con una cuerda y dejándolas secar al aire en un día atemperado. Si hay humedad en el ambiente, el secado lo haremos en el interior de la casa para evitar el moho.
Otra manera de proceder al secado es disponerlas dentro de una pequeña bolsa de papel para que, al secarse, no perdamos ninguna hoja y colgarlas con pinzas. Nunca lo haremos bajo los rayos directos del sol.
Una tercera opción sería recoger las hojas y colocarlas entre dos capas de papel de cocina liso dentro de unas hojas de papel de periódico y, todo ello, entre dos cartones. Iremos cambiando, cada cierto tiempo, tanto unos como otros papeles y, encima, colocaremos un peso para que no se arruguen. Este tipo de secado es esencial para conseguir unas bellas flores secas.

Una vez secas las hierbas, las desmenuzaremos con un molinillo o a mano. Hay brujas que las desmigajan hasta convertirlas en polvo mientras que otras, prefieren obtener trocitos más grandes. En todo caso, guardaremos las hierbas en tarritos o frascos pequeños. Su textura, color y poder se mantendrán intactos a lo largo del tiempo.
Esas hierbas, ya preparadas, se aprovecharán para reforzar un ritual, untar velas, hacer saquitos, protecciones, usarlas en vaporizaciones, en ritos de purificación y un sinfín de usos más.
Espero que este artículo os haya sido útil y que os animéis a crear vuestro propio jardín mágico.

Feliz encuentro, feliz partida, feliz reencuentro!

Petitabruixa.

***Bibliografía:
“Magia Wicca” de Christopher Wallace.
“Wicca: Manual de la bruja buena” de L. Rangoni.
“Enciclopedia de las hierbas mágicas” de Scott Cunningham.

lunes, mayo 15, 2006

La Diosa Madre

Soy...

Porque soy la primera y la última.
Soy aquella que recibe los honores.
Y la que es despreciada.
Soy la prostituta y la santa.
Soy la esposa y la virgen.
Soy la madre y la hija.
Soy el miembro de mi madre.
Soy la que es estéril
y muchos son sus hijos.
Soy la que posee unas grandes nupcias
y no ha tomado marido.
Soy la comadrona
y aquella que no da a luz.
Soy el alivio de mis dolores.
Soy la esposa y el esposo
y es mi marido quien me trajo al mundo.
Soy la madre de mi padre
y la hermana de mi marido,
y él es mi progenie.
Escuchadme:
soy aquella que ha caído en desgracia
y la que es grande.

La Gran Diosa Madre Tierra


(Texto de Nag Hammadi-Es la colección de doce códices de papiro con tapas de cuero que fueron casualmente descubiertos en 1945 en el alto Egipto, junto a la antigua aldea de Quenoboskion, a unos diez kilómetros de la moderna ciudad de Nag Hammadi. Actualmente se conservan en el Museo Copto de El Cairo, y se suelen designar con las siglas NHC (Nag Hammadi Codices). A la misma colección se suelen asignar otros tres códices conocidos desde el siglo XVIII que se encuentran en Londres (Codex Askewianus, normalmente conocido como Pistis Sophia), Oxford (Codex Brucianus) y Berlín (Códex Berolinensis). Estos tres códices, aunque son más tardíos proceden de la misma zona.
Esos códices contienen unas cincuenta obras escritas en copto. En NHC están representados los géneros más diversos: tratados teológicos y filosóficos, apocalipsis, evangelios, oraciones, hechos de apóstoles, cartas, etc. de franca orientación gnóstica y considerados por la Iglesia Católica como apócrifos.)

lunes, mayo 08, 2006

Piedras que nos ayudan: La Calcedonia.

Energía: Receptiva.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Signo: Sagitario.
Poderes: Paz, prevención de accidentes, amuleto contra las pesadillas, protección en general y en los viajes (especialmente), lactancia y suerte.

La utilidad que se le ha dado a los cuarzos desde el punto de vista espiritual proviene de que se le atribuyen propiedades energéticas capaces de influir en la vida de las personas, especialmente en su salud. En la antigüedad, este valor era quizás más simbólico o mágico. Con el tiempo, se ha profundizado y se han llegado a conocer características importantes. Las piedras, tanto de joyería como las opacas rocas campesinas, son parte de la madre tierra.

Existe una relación entre las gemas y las estrellas , ya que la luz y la vibración de cada piedra guarda analogía con una estrella. Ello nos hace recordar el concepto de Hermes: “Todo lo que es arriba es abajo”.

Cada signo del zodíaco tiene su gema o sus gemas afines. Aparte del cuarzo y de las piedras que podamos relacionar con nuestro horóscopo, existen muchas más con propiedades reconocidas. La luz de cada piedra emite vibraciones que influyen en los seres vivos.

Sabemos que las culturas ancestrales le otorgaban propiedades energéticas significativas. Por ello muchas terapias contemplan al cuarzo como un conductor de las energías curativas. De ahí surge la gemoterapia. Tener en la mano una gema ejerce en una persona un sentimiento, una sensación más profunda que se siente pero no puede explicarse.

En los libros sagrados de la India, como el ayurveda (veda de la vida), los cristales están presentes como seres vivos; en cada uno de ellos habita un deva, comandado por un espíritu de la naturaleza. Estos devas son los encargados de la formación de la gemas o cristales, son los que canalizan las energías cósmicas y geomagnéticas a través de ellas, y en la práctica de la meditación hacemos contactos con estos seres dévicos para poder programar en diferentes funciones sanadoras y armonizadoras de estas gemas y cristales.
Es tan increíble el efecto de las gemas en algunas enfermedades que muchos médicos y sobre todo aquellos que practican acupuntura, naturópatas, los profesionales que se dedican a la medicina holística, han recuperado la utilización de las gemas con mucho éxito.

Los cristales son sanadores porque interactúan en los distintos cuerpos (físico, emocional, mental y espiritual) permitiéndonos acceder a la multidimensionalidad que somos. Esto, a su vez, nos permite integrarnos en todos nuestros aspectos. Además, por ser seres del reino más antiguo (el mineral) actúan muy profundo, van en búsqueda de la causa. La enfermedad, cuando impacta en el cuerpo físico, ya ha pasado anteriormente por nuestros otros 3 cuerpos etéricos. Por ello, si usamos con asiduidad las gemas podemos mantener un estado de salud realmente bueno.

El cuarzo tiene la virtud de amplificar la energía y se usa para potenciar la energía de otras piedras curativas. Es una piedra muy sensible y afín a la energía y a la emoción humana, lo que lo hace fácilmente programable. Las piedras y los metales son llaves que podemos utilizar para abrir nuestro potencial como seres humanos. Nos armonizan con los poderes creadores de las piedras, con nosotros mismos, con la Tierra y con el Universo.
El ser humano además de cuerpo físico posee otros cuerpos energéticos mucho más sutiles que no son apreciados por la visión. Dichos cuerpos son: Vital o Etérico (el que proporciona la actividad y vitalidad al cuerpo físico), Astral o Emocional (el que genera nuestros deseos, sentimientos y emociones), Mental (donde se originan todas nuestras ideas y pensamientos). Estos cuerpos disponen de siete puntos centrales llamados Chakras y están reflejados a lo largo de nuestra columna vertebral.

Volviendo a la piedra que nos ocupa, debemos saber que su nombre proviene de Calcedonia, antigua ciudad de Bitinia (Asia Menor), en la boca del Bósforo. En la actualidad, todavía hay explotaciones en marcha de calcedonia en esta zona. Aunque también se la encuentra en Brasil, Uruguay, Argentina, Madagascar, India, Namibia, Islandia y Austria.
Los tibetanos la veneraban como símbolo de la flor de loto. En otras culturas fue trabajada en joyería artística o usada como amuleto. Los druidas estaban convencidos de que era el remedio más adecuado para alejar a los espíritus demoníacos.
Sabemos que en la Edad Media le daban este nombre a una piedra amarillenta pero ignoramos si era el mismo material. Se utilizaba para aliviar los problemas odontológicos, una vez molida y mezclada con hidromiel. Asimismo, junto con cera de abeja, se fabricaban cataplasmas para bajar la fiebre.

Es una variedad del cuarzo. Su base química es un anhídrido doble de silicio y aluminio (Sio2Al) pero la unión de otros componentes le da tonos diferentes. Es un mineral formado por una variedad de sílice microcristalina, a menudo translúcida y que, por lo general, toma un veteado de colores vivos muy vistosos. Su estructura es fibrosa
con fractura desigual. Frecuentemente presenta aspecto lechoso o turbio. Sus colores y dibujos causan preciosos efectos que en ocasiones se cotizan muy bien a nivel comercial. De hecho, no es una piedra única sino una gran familia, en que se incluyen ágatas, cornalinas, heliótropos, sardos, ónices, sardónices, crisopasas, plasmas y práseos.

Su sistema cristalino es romboédrico y su génesis deriva de la sedimentación o de las erupciones volcánicas. Se puede obtener en filones en rocas del tipo metamórfico, nódulos en forma de riñón o estalactitas y/o estalagmitas formadas en cuevas. La calcedonia común se presenta, a veces, con agua en su interior procedente de la evaporación de las corrientes subterráneas.

Los colores de esta piedra abarcan toda la gama del azul hasta el gris. Comúnmente la encontramos de color azul grisáceo claro o un celeste muy blanquecino.
La calcedonia es conocida como la piedra del amor maternal. Se le asocian la caridad, la generosidad, el altruismo, la preocupación por los otros. Algunos afirman que tiene la cualidad de aumentar la secreción de leche de las glándulas mamarias. En Italia, las madres la suelen usar por ese motivo.

Es una piedra que aporta serenidad y por ello es apropiada para las personas que trabajan en circunstancias peligrosas. Esa tranquilidad que emana es muy acertada para las personas impulsivas y los niños hiperactivos.

Estimula la creatividad y la imaginación. Para las depresiones, la falta de energía, y la melancolía es muy indicada (en general, para todas las enfermedades mentales). Absorbe las energías negativas y da facilidad de palabra, coraje para avanzar y para hacernos oír. Ahuyenta las angustias y las ansiedades de nuestro entorno. Despeja la mente en los momentos en que no encontramos salida a nuestros problemas. También se usa para alejar los ataques psíquicos y la magia negra.

Nos infunde la energía necesaria para que la verdad surja de nosotros por medio de la palabra y fortalece nuestra voz. Por ello y por su color azul se la relaciona con el chakra laríngeo.

A las personas que se suelen expresar con ira, las calma y las ayuda a expresarse correctamente. También es sedante para los niños que suelen padecer de insomnio. Aleja las pesadillas, las visiones nocturnas y el temor a la oscuridad

Se usa como febrífugo y anticonvulsivo. Así pues, es muy indicada para la epilepsia.

Activa la disolución de cálculos renales. Es recomendable para la arteriosclerosis y cuando tenemos ácido láctico en los músculos (calambres). Ayuda a recuperarse de enfermedades crónicas y es un buen amuleto para que las intervenciones quirúrgicas se desarrollen con éxito.

Se la ha relacionado siempre con la justicia. Trasmite suerte en los pleitos y ayuda a ganar procesos y causas. En el Renacimiento era común esculpir en las calcedonias, una figura de un hombre con la mano derecha en alto para dar suerte en los asuntos judiciales. Se decía que daba tranquilidad, seguridad y salud.

En temas políticos, ayuda al que la lleva, sobre todo en tiempos muy agitados.

Vinculada a los viajes, es conocida por ser un buen amuleto de protección en este apartado. Muchas personas suelen dejar una calcedonia en su maleta afín de asegurarse el éxito, el bienestar y la suerte durante sus trayectos. Evita las caídas y los tropiezos.

Abre, estimula y fortalece el chakra del entrecejo. Por consiguiente da luz y clarividencia. Excelente para las personas que trabajan con el Tarot, etc.

Es la piedra de Sagitario pero beneficia asimismo a Piscis, Escorpio, Libra, Virgo, Cáncer y Aries.

Si queremos vencer nuestras inseguridades o nuestra timidez, podemos colgarnos del cuello una calcedonia engarzada.

Si padecemos de intranquilidad o nos encontramos depresivos, colocaremos una calcedonia durante diez minutos diarios en el entrecejo. Nos mantendremos acostad@s y relajad@s.

Si tenemos problemas de timidez o no somos capaces de expresarnos con claridad, nos pondremos una calcedonia durante diez minutos diarios en la garganta. Nos mantendremos acostad@s y en estado de relajación. Será una ayuda, asimismo, para poder perdonar a los que nos rodean y a nosotr@s mismos.

Para que seamos más agradecid@s con lo que nos depara la vida, nuestro amor fluya y estimulemos nuestra comprensión, colocaremos una calcedonia, unos diez minutos diarios, en el centro del pecho a la altura del corazón, acostad@s y en estado de relajación.

Para paliar y prevenir todos los problemas con los riñones y aparato reproductor y urinario, mantendremos una calcedonia durante diez minutos diarios, dos dedos por debajo del ombligo. Relajad@s y acostad@s.
Estas son algunas de las aplicaciones que tiene pero existen muchas más.


En la Wicca está relacionada con el elemento aire, que es el encargado del pensamiento y la palabra. Agudiza nuestra mente, aumenta nuestra creatividad, nos aconseja e inspira.

Poned, pues, una calcedonia en vuestra vida!

Que vuestro camino se vea colmado de Bendiciones!

Petitabruixa

***Bibliografía:
-“Diccionario Tikal de las piedras que curan” de José Alcaráz
-“La magia de los cristales” de Robert Garret.




martes, mayo 02, 2006

La Rede Wicca

La Rede of the Wiccae/Credo Wicca (Version completa)

Seguir las leyes Wicca debemos,

en perfecto amor y perfecta confianza...
vivir y dejar vivir,
justamente dar y recibir.
Tres veces el círculo haz de trazar
para a los espíritus malignos así hechar
siempre al hechizo finalizar;
Debe al decir, el hechizo rimar,
de toque gentil y suave mirada,
mucho escucha, habla nada.
Vé en deosil al crecer la luna,
cantando a las brujas de la Runa;
Si la luna es nueva, de la Señora,
dos veces la mano besarás ahora;
Cuando en su cenit esté la luna
lo que desea tu corazón busca.
La ráfaga del Norte debes escuchar,
echar llave, las velas bajar;
Cuando del Sur el viento viene,
el amor te besará en la boca;
Cuando el viento sopla del Oeste,
las almas descarnadas no descansarán;
Cuando el viento sopla del este,
espera lo nuevo, arma la fiesta.
Nueve maderos en el caldero van,
rápido y lento quemarlas deberás;
El Saúco es el árbol de la dama,
no lo quemes, o maldito estarás.
Cuando la rueda comienza a girar
arder los fuegos de Beltane debes dejar;
Cuando a Yule a girado la rueda
enciende el tronco y el astado reina.
Cuida tu arbusto, árbol y flor,
bendecidos por la Señora son;
Donde las ondas del agua
van tira una piedra, sabrás la verdad;
Cuando una verdadera necesidad
tengas a la codicia ajena no servirás.
No pases tiempo con el tonto
si no quieres ser considerado su amigo,
feliz encuentro, feliz partida,
abrigan el corazón, encienden las mejillas.
La ley de las tres veces debes recordar,
malo tres veces, bueno tres veces;
Cuando la mala suerte te persiga
una estrella azul en tu frente lleva;
Siempre fiel en tu amor debes ser
o tu amor infiel te será.
Ocho palabras la Rede Wicca es:
*An Ye Harm None, Do What Ye Will*

Este poema recibe el nombre de "Credo Wicca" pero no debe confundirse con la Rede Wicca aunque en el último párrafo se haga alusión a ella. Son documentos separados.
Se especula que éste era un credo mucho más largo pero que se perdió en las sombras de los tiempos. La realidad es que no se sabía nada de él hasta el año 1975 cuando la revista "Green Egg" lo publicó. Al parecer Adriana Porter se lo había enseñado a su nieta Lady Gwen Thompson. Usualmente, se le adjudica su creación a Doreen Valiente, que en su libro "Magia para el mañana" (1978), insertó "El credo de las brujas". Este credo constituye un documento completamente diferente. Las primera notas de la "Rede Wiccae" escrita se atribuyen a John J. Coughlin, en 1964, pero realmente su autoría no está muy clara.

La REDE no es este poema, aunque a menudo se tome de referencia como tal, lo cual es un error. La Wicca tiene 13 principios que fueron establecidos en un evento llamado "Witchmeet", en la primavera del 1974, por el "Consejo Americano de Brujos" el cual estaba confirmado por 73 brujas de distintas tradiciones.
No significa que estos principios representen a todos los wiccas, aunque son aceptados por la mayoria de los practicantes de esta creencia.

He aquí el texto que se creó:

Principios de la Creencia Wiccana

Consejo Americano de Brujos, 1974

Introducción: Al tratar de ser inclusivos, no tenemos el deseo de abrir nuestro grupo a la destrucción por parte aquellos en viajes egocéntricos de poder, o las filosofías y las prácticas contradictorias para esos principios.

Al tratar de excluir a aquellos cuyas formas son contradictorias a las nuestros, no queremos negar participación a cualquiera que esté sinceramente interesado en nuestros conocimientos y creencias, a pesar de la su carrera, color, orientación sexual, edad, orígenes nacionales o culturales u orientación sexual.

Principios de la Creencia Wiccana:

1.Practicamos ritos para armonizarnos a nosotros mismos con el ritmo natural de las fuerzas de vida, señaladas por las fases de la luna, cuartos estacionales y semi-cuartos.

2.Reconocemos que nuestra inteligencia nos da una responsabilidad única hacia nuestro medio ambiente. Tratamos de vivir a tono con Naturaleza, en balance ecológico, ofreciendo nuestro compromiso para con la vida y la conciencia, dentro de un concepto evolucionista.

3.Reconocemos la existencia de un poder lejos más grande que el aparente para la persona común. Porque es más que ordinario, algunas veces se le llama "sobrenatural", pero nosotros lo vemos como en estado latente dentro de cada uno, potencialmente de alcanzar por todos.

4.Creemos que el Poder Creador en el universo se manifiesta a través de la polaridad - masculina y femenina- y que estas Poder Creador está en toda la gente, y las funciona a través de la interacción de lo masculino con lo femenino. No ponemos ningún (género) por encima del otro, por sabemos que cada uno es un apoyo para el otro.

5.Reconocemos ambos mundos, exterior e interior, algunas veces conocidos como el Mundo Espiritual, el Subconsciente Colectivo, Planos Interiores, etc.- Y vemos en la interacción de estas dos dimensiones la base para los fenómenos paranormales y para el ejercicio de la magia. No descuidamos ninguna dimensión por la otra, siendo ambas necesarias para nuestra realización personal.

6.No poseemos una jerarquía autoritaria, pero honoramos a aquellos que enseñan, respetamos a aquellos que comparten su conocimiento y sabiduría, y agradecemos a quienes valientemente se han dado ellos mismos por el liderazgo.

7.En el diario vivir, vemos religión, magia y sabiduría unidas por la forma en que vemos y vivimos el mundo- una visión global, una filosofía de vida que identificamos como Brujería-La Senda Wicca.

8.Llamarse "Bruja" no hace una Bruja, pero tampoco lo hace la herencia, ni el coleccionar títulos, grados e iniciaciones. Una Bruja trata de controlar a las Fuerzas que la vida posible dentro de ella misma para vivir sabiamente y hacer su voluntad sin perjuicio para otros y a tono con Naturaleza.

9.Creemos en la afirmación y el compromiso con la vida, en una continuación de nuestra evolución y desarrollo de la conciencia, para dar sentido al Universo conocido y a nuestro papel personal dentro de él.

10.Nuestra única animosidad hacia la Cristiandad, o hacia cualquier otra religión o la filosofía de la vida, es referente a que tienden a proclamar ser "la única forma" y han tratado de negar la libertad de culto para los otros, y de suprimir otras formas de práctica y creencia religiosa.

11.Como Brujas, no estamos amenazadas por los debates de la historia del "Arte", los orígenes de diversos términos, la legitimidad de aspectos diversos de tradiciones diferentes. Estamos preocupadas de nuestro presente y nuestro futuro.

12.Nosotros no aceptamos el concepto de mal absoluto, ni adoramos a cualquier entidad conocida como "Satán" o "el Diablo", tan definidos por la tradición cristiana. No buscamos poder a través del sufrimiento de otros, ni aceptamos que el beneficio personal puede estar asociado sólo a la negativa del mismo para otro individuo.

13.Creemos que deberíamos buscar dentro de Naturaleza lo que contribuye a nuestra salud y nuestro bienestar.

Muchos Wiccas han caído en varios errores (a mí también me ocurrió cuando empezaba). Ya hemos dicho que el primer error es pensar que la Rede se trata de un poema llamado "El Credo Wicca" y el segundo error es pensar que la REDE nos ordena no dañar.

Si elegimos la frase: "An Ye Harm None, Do What Ye Will", las traducciones al castellano quedan como: "Haz lo que quieras, a nadie dañes" (que es la más común), pero la realidad es otra. El problema es que está en inglés antiguo que, si pasaramos, al contemporáneo sería: "Actions that do no harm may be done as you will". Es decir, "Las acciones que no causan daño, se pueden hacer conforme a tu voluntad".


La diferencia pues radica que con la primera frase "Haz lo que quieras, a nadie dañes" obtenemos una prohibición. Es ciertamente bonita pero irreal ya que, por ejemplo, al ingerir un alimento de origen animal, pues hemos sacrificado un animal, si recogemos hojas para nuestros rituales, dañamos a los árboles, si nos presentamos a un trabajo y nos lo dan, le hemos sacado la plaza a otra persona, si paseamos nuestros perros, pisotean la hierba, etc. Es decir que con el simple vivir de cada día, estamos dañando contínuamente a personas, animales y plantas.

La Rede es la norma esencial de conducta en la Wicca. En consecuencia, todos nuestros actos son libres siempre y cuando no hagamos daño a ninguna persona, ya que entonces, por la ley de tres, esa mala acción repercutirá en nuestras vidas. Pero la Rede la tenemos que entender como un consejo. Te indica el camino de lo que puedes hacer pero no te especifica lo que no puedes llevar a cabo. Usémos el sentido común y aceptemos la Rede como lo que es, y no como excusa
para que la gente tenga un buen concepto de nosotros. Usemos nuestras experiencias y nuestros saberes para evolucionar y desarrollarnos a nivel personal y espiritual. Intentar mejorar nuestras vidas y nuestro entorno a través de la Rede.

Podemos ayudar a otras personas aunque no signifique lo mismo que interferir. Cada ser humano debe tener su crecimiento y tenemos que respetar su ritmo. A veces, nuestra ayuda será un consejo, mostrando compasión; hasta algunas veces, rechazando la ayuda directa. Para este último caso, es de más ayuda para los demás, dejarlos que hagan su mayor esfuerzo: dejarlos pensar por ellos mismos

Tenemos que pensar en la acción que menos dolor o daño puede provocar y escogerla sin duda. Muchas veces podemos sentir inseguridad acerca de un tipo de conducta u otra y, de hecho, en la Wicca se suele debatir qué es lo que realmente perjudica a los otros. Es cierto que una acción dañina es mala pero, a veces, no es necesariamente la que causa mayor perjuicio. Como dice Gardner en "The Meaning of Witchcraft", publicado en 1959, "No debemos usar la Magia para ningún fin que pueda hacer daño a alguien, y sí así se hace, sólo puede ser para contemplar el fin de evitar un mal mayor aunque, tenemos la obligación de buscar el camino y la manera de llevarlo a cabo que atenúe, al máximo", el daño. Mediante la Magia, nosotros podemos hacer que algunas cosas tomen un curso diferente del que a lo mejor debían llevar, sin embargo, cambiar la voluntad de alguien para nuestro beneficio o el de una tercera persona no es correcto, ni entra dentro de nuestra ética. La libertad de opinar y decidir, de actuar de cada persona es sagrada, por ello, hay que tener mucho cuidado con hechizos de amor, de trabajo y cosas tales, cuando estamos sintiendo envidia, pesar o rencor en el corazón. En esos momentos, lo importante es actuar con la cabeza y no con el corazón, porque a veces puede traicionarnos y hacernos actuar indebidamente.

Los wiccas no confiesan sus pecados ni tienen absolución de ellos. Se espera que cada persona actúe de acuerdo a su conciencia y con responsabilidad de sus actos. Si uno se equivoca, debe hacer exámen de conciencia y propósito de enmienda. Se entiende que si, realmente, se puede cambiar una situación o hecho que ha resultado erróneo, se hará y, si no es el caso, que la experiencia nos lleve a meditar sobre los impulsos que nos han llevado a realizar tales actos.


Implica, además, una conciencia ecológica pues debemos cuidar de la Madre Tierra y de sus hijos. Evitar ensuciarla y reducir nuestra huella ecológica. Retomar el respeto hacia el planeta que habitamos.

En definitiva, todo lo que llevamos a cabo tiene repercusiones, buenas y/o malas, y de todo ellas somos responsables. Asunción de nuestros actos por completo. Siempre y cuando, tengamos presente que nuesta vida está llena de matices y que, por tanto, aceptamos la Rede como lo que es, y no la usemos como excusa para que la gente tenga un buen concepto de
nosotro@s.

*La ley del Eterno Retorno.

"Aquello que hagamos, volverá a nosotros tres veces".


Nuestras buenas acciones, a su vez, también serán recompensadas. Lo negativo regresará a nuestras vidas con mayor intensidad que el mal que hemos causado pero el bien, también se triplicará. No se debe tomar de forma textual, es decir, las cosas no siempre se regresan “3” veces, sino que vuelven a nosotros hasta que hayamos aprendido la lección, una y otra vez. Para ello debemos ser lo suficientemente perceptivos para darnos cuenta de nuestro error o de la buena acción que hicimos, y por lo tanto de lo que se nos devuelve. La idea es similar al concepto hindú del “karma”. Nuestro destino no es definitivo, tenemos tantas oportunidades para reparar los daños que hemos hecho que la Rede nos empuja a luchar y a tener coraje para modificar nuestras acciones. Hemos elegido una vida en particular pero no podemos sentarnos a esperar. La Wicca nos empuja a a crear nuestra realidad. El Dios y la Diosa te procurarán experiencias para tu evolución pero tu trabajo es reflexionar sobre ellas y aprender. Llamar a las puertas de la Sabiduría.

Espero que con este texto, las normas que rigen la Wicca hayan podido comprenderse fácilmente.

Bendiciones del Dios y la Diosa!

Petitabruixa

***Bibliografia:

-Wicca Celta-->
http://wicca.lunacelta.com
-Wicca: For the rest of us-->
http://wicca.timerift.net/index.html
-Wiccan Ethics and the Wiccan Rede-->
http://www.starkindler.org/dianis/index.html
-"Una guía para la práctica individual"
Scott Cunningham